Rosario Robles trama un nuevo frente contra Videgaray

“Estafa maestra”. El ex secretario de Hacienda de Peña critica “estrategia errada, fabricación de culpables, incriminación de inocentes y desesperación”; Robles tuitea: “hay declaraciones no acordadas conmigo”.


Todos los caminos conducen a Luis Videgaray. El ex secretario de Hacienda ya es figura central de al menos dos investigaciones de la Fiscalía General de la República por los casos Odebrecht y la estafa maestra, y ha sido señalado por al menos tres ex compañeros de gabinete como el principal artífice de distintos actos de corrupción: Rosario Robles, Emilio Lozoya y Emilio Zebadúa, quienes han ofrecido testimonios contra el también ex canciller para tratar de acogerse al principio de oportunidad.


El equipo de la ex secretaria de Desarrollo Social confirmó que ésta señalará a Videgaray como el principal autor de los desvíos identificados como la estafa maestra y que esta revelación será parte del acuerdo que busca establecerse con la FGR. Anoche, la propia Rosario Robles anunció en su cuenta de Twitter: “He decidido acogerme a la figura de testigo colaborador. Por el momento es lo único que puedo informar. Se han hecho declaraciones que no han sido acordadas conmigo”. Funcionarios del gobierno federal aseguran que la FGR cuenta con los elementos de prueba necesarios para que Videgaray vaya a prisión, aunque la declaración de Robles ayudará a cerrar el círculo. Por la mañana, Sergio Arturo Ramírez, asesor del equipo de abogados de Robles, declaró que la campaña presidencial de José Antonio Meade en 2018 recibió recursos públicos que fueron desviados de distintas dependencias durante el sexenio de Enrique Peña Nieto; sin embargo, funcionarios cercanos al caso dijeron que no hay algo contra Meade como señaló Ramírez.


Apenas el 19 de octubre, Zebadúa pidió un criterio de oportunidad y ante el Ministerio Público declaró que en el caso de la estafa maestra su jefa, Rosario Robles, le comentó que Videgaray le expuso la necesidad de canalizar recursos de la Sedesol para el pago de deudas y compromisos de la campaña electoral presidencial que él había coordinado para Enrique Peña Nieto. En tanto, en la solicitud de orden de aprehensión que la FGR presentó contra Videgaray y que retiró para perfeccionarla, la institución menciona que el ex secretario de Hacienda prestó ayuda al presidente Peña Nieto para que recibiera indebidamente 5 millones 850 mil dólares y 84 millones de pesos, mediante depósitos bancarios realizados en una cuenta radicada en el principado de Liechtenstein, así como diversas entregas en efectivo por parte de la constructora Odebrecht.


Dicho señalamiento derivó de la ampliación de denuncia que realizó Emilio Lozoya el 8 de octubre de este año, el primero en hablar de Videgaray y señalarlo como el orquestador de desvíos de recursos y sobornos. RESPONDE EN REDES Las declaraciones del asesor Ramírez provocaron que Videgaray dijera que la “desesperación” de Robles no puede ser justificación para mentir e “incriminar a inocentes”, y ese no debe ser el camino para su libertad.


“Rosario Robles podrá decir muchas cosas, pero lo que no podrá hacer es probar mentiras. Yo no tuve participación alguna, directa o indirecta, en la llamada estafa maestra, y mucho menos me beneficié de dicho presunto mecanismo”, escribió en su cuenta de Twitter. Aseguró estar listo para atender el llamado de la autoridad para el esclarecimiento de la verdad, además de que advirtió que no va a permitir que se le difame. “La nueva estrategia… es errada e inmoral, y en nada contribuye a la lucha contra la corrupción que encabeza el presidente López Obrador. La corrupción no se combate con mentiras o fabricando culpables”, “El mecanismo de moda de ´me salvo culpando a Videgaray´ tiene un límite, y ese límite son la verdad y la ley”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *