Vinculan a proceso a 12 policías por caso Camargo

Un Juez de Control de Tamaulipas vinculó a proceso a los 12 agentes que están involucrados en el asesinato y calcinamiento de 19 personas

Un Juez de Control de la capital de Tamaulipas vinculó a proceso a los 12 agentes de la policía estatal que están involucrados en el asesinato y calcinamiento de 19 personas, entre ellas migrantes que buscaban llegar a los Estados Unidos.

La determinación se realizó la noche de este lunes luego de una maratónica audiencia, ya que el abogado defensor de los sospechosos pidió la duplicidad del término constitucional.

La diligencia fue en las instalaciones del Centro de Ejecución de Sanciones de Ciudad Victoria vía zoom, por lo que se evitó llevarlos a las instalaciones del Sistema de Justicia Penal ante el temor de su integridad física.

Los delitos por los cuales fueron vinculados son el de homicidio calificado, abuso de autoridad en el desempeño de sus funciones administrativas y falsedad de informes dados a una autoridad.

Dentro de la resolución el juez estableció seis meses para las investigaciones complementarias y por tratarse de delitos graves se dio prisión oficiosa.

Los ahora imputados son la coordinadora de la policía estatal con base en Miguel Alemán, Mayra Elizabeth “V”, así como Jorge Alfredo “C”, Williams “F”, Edgar Manuel “M”, Horacio “R”, Carlos “R”, Jorge “C”, Jorge Luis “L”, Héctor “A”, Christian “G”, Ismael “V” y Horacio “Q”.

El día en que se dio a conocer su detención, el fiscal general de Justicia del estado, Irving Barrios Mojica, se adelantó a asegurar que en caso de que los imputados aparecieran responsables, el código penal impone hasta 50 años de prisión y siete más con los otros delitos.

Los hechos que se les implica son los que se dieron a conocer el día 22 de enero luego de que vecinos del ejido Santa Anita del municipio de Camargo alertaron sobre la existencia de dos camionetas y en una de ellas había 19 cuerpos calcinados y que conforme se llevan a cabo las investigaciones, la mayoría de ellos eran ciudadanos de Guatemala que iban en calidad de migrantes que buscaban llegar a los Estados Unidos.

Aparentemente los policías los tirotearon y luego quemaron. Ante sus superiores alteraron información y dentro de las investigaciones que más adelante hizo la Fiscalía General de Justicia del estado se supo que habían participado en la matanza junto a grupos delincuenciales que operan en la zona y que pelean por el control de la región conocida como “La Ribereña”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *