‘Nenis’ llevan décadas luchando contra un sistema que precariza a las mujeres

Especial: 8M Día Internacional de la Mujer

Miles de mujeres, en todos los rincones del país, desde hace décadas se han dedicado a la venta de diferentes artículos, lo cual, según integrantes de la asociación Igualdad Sustantiva Yucatán, es una lucha ante un sistema que las precariza.

Antes de la alta demanda de tecnología y las redes sociales, las mujeres realizaban ventas entre sus amigas y vecinas.

Sin embargo, actualmente, las redes sociales han propiciado referirse a estas mujeres como nenis; hoy en día, miles de ellas realizan ventas a través de Facebook Market, Instagram, Twitter y WhatsApp.

Sobre esta forma de llamar a las mujeres que trabajan de manera independiente, las integrantes de Igualdad Sustantiva Yucatán realizaron un breve manifiesto en el que indicaron lo siguiente:

“Las nenis le apuestan a la economía circular de mujeres para mujeres, aparte de que son las morras luchando por su autonomía económica en un sistema que nos precariza”.

Eneida García, ya era neni desde hace años sin saberlo.

Estudió hasta la preparatoria, ahí obtuvo una carrera técnica en química industrial. A los 19 se embarazó y, a pesar de que al inicio estuvo acompañada por su pareja, al año siguiente él se fue.

En México, muchas mujeres viven esta situación.

Eneida pasó por periodos de tristeza y su hija se volvió su único motivo de fortaleza; se concentró completamente en sacarla adelante.

Su primer trabajo fue como secretaria en la Fermentadora de Cacao, en Comalcalco, municipio de Tabasco. Luego fue cajera por más de 10 años en diversos comercios, pero notó que necesitaba pasar tiempo de calidad con su hija, por lo que decidió no permanecer más en un trabajo con horarios establecidos.

La relación que tuvo con Yucatán es porque cada seis meses, aproximadamente, viajaba a Ticul y Valladolid, para comprar zapatos y alhajas que luego vendía a sus conocidas.

Hoy, ella ignora que a quienes se dedican a hacer lo que ella hacía les dicen nenis.

Por más de 15 años ella realizó ventas de este tipo para tener ingresos y así pagar la carrera de su hija, hoy licenciada en nutrición.

“Yo vendía de todo, entre mis amistades, personas conocidas, vecinas. Iba a sus casas, les enseñaba el producto y se los ofrecía, ellas compraban y yo cada periodo regresaba por mi pago”, indicó.

La palabra “nenis surgió como un adjetivo despectivo, ya que las mujeres de hoy en día usan por ejemplo la frase: ¿Dónde entregas nena/ nenis?, ya que distribuyen sus productos en áreas públicas».

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la ocupación femenina informal en Yucatán es mucho mayor que la masculina: como referencia, en 2017, el 28.4 por ciento correspondía a la masculina mientras que la femenina era del 34.7 por ciento. En el 2019, la ocupación masculina era del 29.1 por ciento y la femenina era del 35.3 por ciento.

La Canacope ha detectado que de los más de 2 mil agremiados, el 50 por ciento son mujeres que adaptaron sus casas para algún negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *