Entiendo la legítima indignación de las mujeres: Renan Barrera

El alcalde de Mérida se comprometió a redoblar acciones en favor de las mujeres

“Lamentando, pero sin dejar de entender las expresiones de una legítima frustración e indignación”, el alcalde de Mérida, Renán Barrera, se posicionó con respecto a lo sucedido ayer en Paseo de Montejo. Durante la sesión extraordinaria de cabildo, se comprometió a redoblar acciones en favor de las mujeres en la ciudad.

Lejos de condenar lo sucedido en las inmediaciones de Pase de Montejo, Barrera Concha refrendó su compromiso con el derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia. En esta ocasión, el precandidato a la relección por la alcaldía no interpuso denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

Tras los hechos ocurridos el día de ayer en el marco del Día Internacional de la Mujer, el edil expuso la postura de su administración: El ayuntamiento está del lado de la mujer; y Mérida mantendrá los valores y la convivencia cívica que le dan identidad.

“Que siempre estaremos del lado de sus causas, de sus legítimos esfuerzos para poner un alto total a la violencia contra la mujer, lograr la verdadera igualdad de género y empoderar a ésta y futuras generaciones de meridanas”, sentenció.

“Compartimos con las meridanas sus reclamos e indignación ante comportamientos heredados que deben cambiar, compartimos su coraje ante los distintos tipos de violencia que la mujer sigue sufriendo”, añadió.

Barrera Concha reconoció que las manifestaciones afectaron el patrimonio urbano de la ciudad, por lo tanto, se efectuarán las reparaciones respectivas, pues “comprende y comparte las legítimas raíces de esas expresiones”.

En ese sentido, el alcalde de la capital yucateca se comprometió a redoblar las acciones en favor de la mujer y a impulsar la agenda con renovado empeño y compromiso, fortaleciendo la política pública municipal a favor de los derechos humanos.

“Sabemos que la clave de nuestra paz social es la inclusión, porque sólo garantizando la plena dignidad cada persona, la sociedad entera puede interactuar de forma armónica. Así, cuidar a Mérida y sus valores cívicos esenciales», exige trabajar mucho más fuerte por la dignidad de la mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *