Arcos desinfectantes no sirven

IZAMAL.— Los turistas nacionales y extranjeros se llevan una mala imagen de la plaza principal de este Pueblo Mágico, debido a que ya se descolorearon y rompieron los arcos desinfectantes que el Ayuntamiento instaló en las entradas del mercado municipal y del convento de San Antonio de Padua, por la pandemia de Covid-19.

Las lonas de esos arcos se ven descoloridas por los rayos del sol, están rotas y por los fuertes vientos, algunas partículas de las lonas vuelan y son perjudiciales para los ojos de las personas que pasan cerca de esos arcos.

De hecho, ambos arcos desinfectantes ya no funcionan, pues el del mercado ya no tiene tinaco y el que está en la entrada del convento tiene tinaco pero no agua ni tuberías instaladas.

Así que solo son obstáculos al paso de la gente.

Los arcos dañados son nueva evidencia de la falta del mantenimiento del Centro Histórico. Se suman a las lonas y anuncios de los comercios que infringen el Reglamento de Imagen Municipal, a las bancas rotas del parque principal y a la telaraña de cables y puestos artesanales en mal estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *