Crimen desplaza a pueblos completos; Zacatecas vive horror

Cientos dejan sus localidades tras los combates sostenidos entre los grupos criminales; temen más al CJNG que al coronavirus

JEREZ. El poblado de Sarabia, ubicado en el municipio de Jerez en Zacatecas se ha convertido -prácticamente- en un pueblo fantasma.

(Los pobladores) abandonaron sus huertas de manzana y durazno, malbarataron sus animales e hicieron las maletas, pero algunos no tuvieron tiempo ni para eso”, relató Humberto Padgett en el reportaje presentado en el noticiero de Ciro Gómez Leyva.

En las imágenes captadas por la lente del camarógrafo Miguel Ángel Fuentes, se observan calles vacías y bardas pintadas con leyendas como “TERRITORIO CJNG”.

Durante su estancia en el lugar, el reportero dio cuenta del abandono en el que se encuentra la escuela Lázaro Cárdenas la cual no abrirá sus puertas el próximo 30 de agosto.

No es rebeldía. El problema es que aquí ya no hay niños… Ni maestros ni madres, ni padres. Ni nadie, casi”, indicó Padgett, quien comentó que Sarabia en donde habitaban alrededor de 200 personas, hoy luce casi desierto.

En un recorrido que realizó, pudo corroborar como miles de zacatecanos han dejado su tierra tras los combates sostenidos entre los grupos criminales.

Letreros baleados y casas abandonadas son parte del escenario que se aprecia “todos se fueron, se han ido como en los últimos seis meses como consecuencia de la guerra que sostienen los cárteles de Jalisco Nueva Generación y de Sinaloa; Sinaloa avanzando por el Norte desde Durango, Jalisco pretendiendo resistir en esta zona donde transitan drogas, migrantes, armas”, relató.

Humberto también señaló que hoy los ranchos en los que año con año se reunían familias enteras para celebrar la visita de los connacionales radicados en Estados Unidos están vacíos ya que para llegar a ellos se debe atravesar por “las carreteras del infierno”, en donde las camionetas quemadas, los casquillos en el suelo y la presencia de las autoridades en busca de restos humanos, es la constante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *