Felicidad está en hacer lo que nos hace felices, no en lo material: Elías Góngora

Ángela se entristece al ver la silla vacía donde solía sentarse su abuelita cada Nochebuena. Ella murió en junio, por su avanzada edad. La ausencia le pega, de pronto sus ojos se ponen vidriosos. Un par de lágrimas escurre por su ojo izquierdo, sin embargo recuerda los consejos de su hermano:

Se enfoca en los momentos felices que vivió con ella, las veces que le regalaba dinero debajo de la mesa, como si fuera algo ilegal o prohibido, o cuando le cocinaba su platillo favorito y le daba consejos de vida, o se ponían a rezar, aunque no creyera en Dios. Se seca las lágrimas, una sonrisa se dibuja en su rostro y pide más caldo de pavo.

Hay una idea errónea de que la felicidad y el éxito se encuentran únicamente en las riquezas materiales, y muchas personas al no conseguir eso se frustran. No obstante, la felicidad que sí vale la pena se encuentra en hacer lo que nos hace felices, lo que en verdad amamos, lo que nos hace estar en paz, y en el compartir con nuestros seres queridos, según indican especialistas.

“Desafortunadamente, nuestra sociedad y cultura nos empuja a creer que la felicidad es tener, tener y tener más cosas, pero lo más importante es ser mejor persona, estar mejor con nuestros seres queridos”, reflexionó Elías Alfonso Góngora Coronado, responsable del Centro de la Felicidad y Bienestar de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).

El especialista parafrasea al pensador chino Confucio: “Si has perdido dinero, no has perdido nada; si has perdido la salud, has perdido algo; pero si has perdido la paz, lo has perdido todo”.

La temporada de diciembre es por lo general un tiempo de nostalgia, de unión familiar, de afecto, cariño, pero también de tristeza; sobre todo actualmente que muchas personas han atravesado por situaciones complicadas derivadas de la pandemia de Covid-19: ausencias, pérdidas y personas que no se pueden todavía no ver ni abrazar nuevamente. Todo esto afecta el estado emocional.

Sin embargo, para el sicólogo es necesario tratar de salir adelante con lo que uno puede. No sólo enfocarnos en el aspecto que nos hace sufrir, y lo que no nos gusta, sino también el lado bueno; aprovecharlo para disfrutar de la vida. Recordar el legado de las ausencias.

“Sacar provecho al dolor y al sufrimiento, como aprendizaje, que cuando tenemos una pérdida nos duele es porque hubo amor, afecto, cariño; esas personas nos dejan también cosas buenas, no sólo es fijarse en la ausencia, sino en el legado que nos dejan las personas, la convivencia que hubo”, expresó.

Esto no quiere decir que no nos duela, aclaró, se trata de aceptar el dolor y hacer algo con este sentimiento.

De acuerdo con el especialista, cuando nos enfocamos más en los que dejamos de tener o no podemos hacer, nos afecta; en cambio, si vemos lo que sí tenemos, lo valoramos y nos esforzamos por disfrutarlo y esto a su vez nos genera más beneficios al estado mental y emocional. “No sólo nos pasan cosas mejores sicológicamente en cuanto tranquilidad, sino en nuestro cuerpo también”, detalló.

En estos tiempos de pandemia, precisó, necesitamos que nuestro sistema inmunológico esté lo mejor posible, porque el estrés y la emociones negativas bajan este sistema. “No quiero decir que uno cierre lo ojos ante lo difícil que está la situación, sino valorar las cosas en una situación más amplia, tener los pies en la tierra”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *